Irina es dueña de la sensibilidad, la sutileza, la belleza de la armonía y el rico movimiento de las curvas. Muy bien resuelta, acogedora y diferente. Única, de brazos singulares concebidos para arropar a los decorativos con gracia y elegancia. De diseño inesperadamente práctico y envolvente.

Este sitio web utiliza cookies. Si hay todavía vela consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies